Contará con 8 laboratorios equipados para investigaciones oceanográficas multidisciplinarias con el fin de evaluar el estado de conservación de los ecosistemas marinos antárticos y su biodiversidad. Se trata de un proyecto articulado entre los ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación, Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, y Defensa.

El Irízar actualmente se encuentra anclado en el Apostadero Naval Buenos Aires.

El Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; el Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; y el Ministro de Defensa, Jorge Taiana, encabezaron el acto de anuncio de la creación del Observatorio Oceanográfico en el buque rompehielos ARA Almirante Irízar. El navío de exploración antártica –que actualmente se encuentra anclado en el Apostadero Naval Buenos Aires– contará con 8 laboratorios equipados para la investigación científico-tecnológica en áreas costeras y oceánicas, y en aquellas cubiertas por el campo de hielo marino.

El observatorio estará destinado al desarrollo de investigaciones oceanográficas multidisciplinarias con el fin de evaluar el estado de conservación de los ecosistemas marinos antárticos, su biodiversidad y la distribución espaciotemporal de los organismos en función de los cambios asociados a procesos naturales de variabilidad climática, así como también a procesos vinculados al cambio climático y actividades humanas tales como pesquerías, turismo y contaminación.

El proyecto se inscribe dentro del Programa Nacional de Investigación e Innovación Productiva en Espacios Marítimos Argentinos (PROMAR) y contó para este año con una financiación de $50 millones otorgados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT). El PROMAR fue creado por ley en 2015 con el fin de otorgar un marco legal y de coordinación a la Iniciativa Pampa Azul.

Filmus aseguró que para la soberanía argentina es “realmente decisiva no sólo la presencia, sino la investigación científica en la Antártida. La posibilidad de que las muestras que se estén generando se puedan analizar en laboratorios dentro del mismo barco y en el mismo momento, es un orgullo para las argentinas y los argentinos”, destacó el ministro, en referencia al trabajo de una gran cantidad de científicas y científicos que van a vivir en la Antártida para investigar y trabajar allí.

A su turno, Cafiero afirmó: “Contar con estos laboratorios del Instituto Antártico Argentino nos va a permitir a quienes estamos al frente de la política exterior, tener instrumentos precisos, concretos y poder avanzar en una diplomacia también a partir de la ciencia y la tecnología, que cumplen un rol fundamental en el enclave del desarrollo productivo nacional”, y agregó: “El desafío que tenemos es que cuanto más aportemos desde el Estado, más vamos a estar contribuyendo a desarrollar nuestras capacidades, en especial las que tienen que ver con las exportaciones del talento argentino”.

Por su parte, Taiana señaló que el anuncio “constituye un avance científico muy importante y muestra que la colaboración y la sinergia entre las distintas áreas pueden generar grandes aportes para el conocimiento de la Antártida y que, además, son parte de una decisión política del Gobierno Nacional de impulsar fuertemente la actividad antártica”.

El ministro de Defensa manifestó también: “Estamos iniciando el montaje de estos laboratorios en el rompehielos Irízar, estamos recuperando la Base Petrel —una base muy importante ya que va a ser la entrada natural a la Antártida Argentina— y próximamente comenzaremos los trabajos de la construcción del Polo Logístico Antártico de Ushuaia. Nos encontramos desarrollando varias acciones donde tendremos más presencia en la Antártida y en toda la zona del Atlántico Sur y en las Islas. Tenemos que fortalecer más la Argentina bicontinental”.

La Coordinadora Ejecutiva de la Iniciativa Pampa Azul, Carolina Vera, afirmó: “El equipamiento del Irízar a través de la construcción de estos laboratorios forma parte de uno de los ejes de trabajo del Comité Interministerial de Pampa Azul, que espera promover y expandir las investigaciones en las Islas Subantárticas y en los océanos que llegan a las costas antárticas. La etapa 2021 se concreta con la conclusión de estos laboratorios, y esperamos para el 2022 poder avanzar en la organización de campañas de investigación”.

Adicionalmente, el Subsecretario de Coordinación Institucional del MINCyT, Pablo Nuñez aseguró: «La creación de estos 8 laboratorios es una demanda histórica para dotar al Irízar de capacidades de investigación, que nos permiten llevar adelante una política antártica y fortalecer la soberanía nacional».

Entre las actividades que el observatorio llevará a cabo se encuentran mediciones físicas y químicas continuas y en tiempo real de las masas de agua a distintas profundidades; el despliegue de equipamiento destinado a la colecta de muestras (biológicas, químicas y geológicas) en la columna de agua y en los sedimentos marinos; y el procesamiento in situ y/o la preservación de los materiales colectados y observaciones de aves y mamíferos marinos.

Estuvieron presentes además, la Secretaria de Investigación, Política Industrial y Producción para la Defensa, Daniela Castro; el Jefe de la Armada Argentina, Contralmirante D. Julio Horacio Guardia, la Presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi, y autoridades de los organismos intervinientes.