La formación de profesionales y personal capacitado en todas las instancias académicas es una de las prioridades para esta nueva etapa de Pampa Azul. Presentamos a quienes se ocupan de llevar adelante estas metas con visión federal y de igualdad de género.

La mesa de trabajo se enfocará en las áreas de vacancia y necesidades en todo el espectro de formación de recursos humanos.

La Iniciativa Pampa Azul menciona entre los objetivos y metas de interés expresados en su hoja de ruta el fortalecimiento de las capacidades científicas, tecnológicas y de innovación. En ese sentido, contar con personal idóneo que refuerce la red federal de I + D + i es uno de los fines para los que se encuentran trabajando activamente las y los investigadores que integran tanto el Consejo Asesor Científico (CAC) como el Consejo Asesor Tecnológico (CAT), así como representantes ministeriales y especialistas con conocimiento en las temáticas en discusión. La mesa de trabajo de recursos humanos tiene como fin llevar adelante estos objetivos, estableciendo prioridades y un plan de trabajo por etapas para la actual gestión.

El trabajo mancomunado entre ambos consejos asesores cuenta con la participación de Claudia Simionato, investigadora Principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) que se desempeña en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA/CONICET-UBA). Como integrante del CAC, destacó que entre las metas estratégicas planteadas al interior de la mesa de recursos humanos se busca concretar en términos generales “un esfuerzo en todos los aspectos vinculados con la formación de RRHH –desde la escuela hasta el posgrado– y su incorporación en el sistema de investigación y en la economía en general. Ello conlleva el identificar las necesidades en organismos públicos, empresas de base tecnológica e instituciones del sistema de ciencia, tecnología e innovación, así como las áreas de vacancia de la oferta académica”.

Asimismo, la investigadora señaló: “Si Argentina piensa ver al mar como mira al continente, tiene que fortalecerse en todos esos aspectos. Hoy tenemos una carencia importante de cuadros técnicos, no sólo para trabajar en los buques de investigación sino también para atender las redes de observación que planea la Iniciativa. Queremos cubrir todas las necesidades del país y lograr la inserción de estos profesionales, todo esto con una visión federal y de igualdad de género”.

Foto: gentileza INIDEP.

Diego Moreira es integrante del CAT e investigador asistente del CONICET en el CIMA/CONICET-UBA. Como participante de esta mesa de trabajo, explicó que en el corto plazo, “se estimulará y fortalecerá la formación de recursos técnicos, particularmente quienes puedan cumplir actividades de apoyo”. Para ello, se está trabajando en un relevamiento de carreras de grado, cursos y docentes de las universidades nacionales e institutos “que formen profesionales en las diversas disciplinas abarcadas por las Ciencias de Mar”. Moreira agregó que un último desafío se relaciona con “acompañar e impulsar iniciativas de divulgación y difusión de actividades para otros niveles educativos y la sociedad en general, tales como las actividades del programa Escuelas Azules o el turismo regional”.

Así, la mesa de trabajo se enfocará en las áreas de vacancia y necesidades en todo el espectro de formación de recursos humanos, tanto en el pregrado (haciendo foco en tecnicaturas como la Electrónica, Mecánica, Pesquera; grado (con foco en licenciaturas en Oceanografía física, Biología, Química y Geología marina, Ingeniería naval y Pesquera, Física, entre otras); y en el ámbito de los posgrados, maestrías y doctorados.

La importancia del trabajo con las universidades
Además de identificar las áreas de vacancia, las y los especialistas hacen hincapié en la necesidad de una fluida comunicación con las universidades e institutos de formación a nivel nacional. Así lo expresó Diana Bohn, decana de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) – Facultad Regional Chubut e integrante del CAT: “Buscamos tener una mejor comunicación con las universidades para brindar no solamente apoyo en cuanto a la difusión de los cursos y carreras que actualmente tienen, sino también en hacerles llegar las necesidades identificadas por el CAT en cuanto a la formación de RRHH”.

Asimismo, crear cursos y carreras que formen personal en las áreas de interés es una de las metas que se proponen en el mediano plazo desde este consejo que asesora a Pampa Azul. Por otra parte, se buscará crear mecanismos para la codirección de los trabajos finales de forma multidisciplinaria “conjugando saberes científicos de diferentes áreas de las ciencias marinas. Esto logrará formar capacidades en temas unificados en diferentes especialidades, fomentar nuevos proyectos y líneas de investigación interdisciplinarias e interinstitucionales que aúnen esfuerzos entre distintas comunidades, universidades e institutos”, afirmó Moreira.

Además de identificar las áreas de vacancia, las y los especialistas hacen hincapié en la necesidad de una fluida comunicación con las universidades e institutos de formación a nivel nacional.

Simionato explicó que el primer paso fue el programa de becas de grado para acompañar a estudiantes a lo largo de su recorrido académico, relanzado y expandido por el MINCyT en 2020: “Esta propuesta involucra a universidades nacionales a lo largo de todo el litoral Atlántico y apoya una diversidad de carreras con una mirada amplia de las necesidades que tiene el país hacia el mar, lo cual es no sólo interesante sino también muy novedoso. El programa es bien federal y un desafío interesante para la mesa de trabajo será acompañar este esfuerzo y ayudar a que sea más efectivo”.

Otra integrante del CAT es Silvia Blanc, jefa del Departamento Propagación Acústica de la Dirección de Investigación de la Armada y de UNIDEF (CONICET/MINDEF). Siguiendo con el razonamiento de Simionato, sostuvo que en el largo plazo “se están repensando las necesidades y prioridades que será preciso estimular desde Pampa Azul respecto a la investigación científica y el desarrollo tecnológico, enmarcados en las Ciencias del Mar, ubicándose en el contexto espacio-temporal previsible a futuro dentro de los ámbitos nacional, regional y global”.

Por último, Soraya Corvalán, vicedecana y Secretaria de Ciencia, Técnica y Posgrado en la UTN – Facultad Regional Chubut e integrante del CAT, estimó que si se materializan estos desafíos “todas estas capacidades lograrán a futuro ampliar la investigación, la generación de proyectos y el aumento del conocimiento de las ciencias marinas conforme las necesidades y objetivos de la Iniciativa Pampa Azul”.