En el marco de la Iniciativa Pampa Azul, la embarcación del INIDEP realizará esta campaña como parte del Proyecto Agujero Azul, que busca conocer esta zona de alta productividad primaria localizada a 500 km del Golfo San Jorge.

BIP Víctor Angelesco. Foto: Gentileza INIDEP.

El BIP Víctor Angelescu, perteneciente al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), zarpó el pasado sábado 20 para poner en marcha la campaña “Oceanografía biológica del Agujero Azul”, que se lleva adelante en el marco del Proyecto Agujero Azul perteneciente a la Iniciativa Pampa Azul. La misión es la primera que se lleva adelante para la Iniciativa tras la salida de la pandemia, y busca obtener información acerca de una de las Áreas Geográficas Prioritarias con mayor abundancia de recursos biológicos de nuestro mar.

El área de trabajo estará comprendida por la región de la plataforma exterior y talud entre los 44º y 46º 30’S. El crucero científico está liderado por el investigador Principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Marcelo Acha, y tiene como objetivo general conocer el funcionamiento del frente del talud continental.

Al respecto, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, comentó: “Es necesario contar con políticas de Estado para un conjunto de áreas estratégicas: en ese sentido, una Argentina investigando y mirando al sur, a las Malvinas y a la Antártida, es esencial. Nadie puede creer ni defender lo que no conoce, es por eso que hemos puesto de vuelta en marcha esta iniciativa de investigación científica de la que participan siete ministerios, y que es parte de las estrategias que nos permitirán seguir reafirmando la soberanía y conocer en profundidad las riquezas de nuestro Mar Argentino”.

Por su parte, la coordinadora Ejecutiva de la Iniciativa Pampa Azul, Carolina Vera, afirmó: “La realización de esta campaña es fruto del gran esfuerzo articulado de investigadores, ministerios e instituciones que conforman Pampa Azul, que incrementará el conocimiento sobre los mecanismos de productividad biológica y permitirá comprender cómo las especies utilizan este ecosistema así como entender la captación de carbono que allí se produce.

Pablo Nuñez, subsecretario de Coordinación Institucional del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) y coordinador del Consejo de Administración del Fondo PROMAR, señaló: “La partida del buque Angelescu en el marco del Proyecto Agujero Azul, financiado por nuestro Ministerio con un monto de U$S 243.494, representa un hito muy importante en los objetivos que nos trazamos para invertir en profundizar el conocimiento de nuestro Mar Argentino, buscando obtener información acerca de una de las áreas geográficas prioritarias”. Y concluyó: “Estas políticas se enmarcan en la Iniciativa Pampa Azul, que hemos relanzado y jerarquizado entendiendo al conocimiento del mar como un eje central para la sostenibilidad ambiental, el cuidado de nuestros recursos y un mejor ejercicio de nuestra soberanía nacional en territorio marítimo”.

Algunos de los objetivos particulares de la campaña son: identificar los componentes de las comunidades biológicas (diversidad); realizar un relevamiento de las especies de interés comercial con énfasis en la región de plataforma continental sita al este de la Zona Económica Exclusiva (aguas internacionales) y efectuar un análisis de la distribución vertical del zooplancton.

La investigación tendrá una duración de 20 días y contará con 14 integrantes del equipo científico-técnico, que llevarán a cabo actividades como la toma de datos de temperatura, salinidad y fluorescencia del agua; toma de datos de corriente y toma de muestras de plancton. Participan representantes del INIDEP y del Instituto Argentino de Oceanografía (IADO-CONICET).

Para cumplir con los objetivos, se utilizarán redes de arrastre de fondo, redes de media agua, CTD con fluorómetro y oxímetro, roseta oceanográfica, rastra tipo Piccard y una Multired para realizar el muestreo de zooplancton.

Características del Agujero Azul
Con una superficie aproximada de 6.600 km2, el Agujero Azul constituye un área particular del Talud Continental. La misma está localizada a unos 500 km al este del golfo San Jorge, entre los paralelos 45°S y 47°S y los meridianos 60°O y 61°O. La zona presenta la característica de ser la única en que la isobata de los 200 m se extiende por fuera de la Zona Económica Exclusiva.

El Agujero Azul es una región de alta productividad primaria cuya dinámica es temporal y espacialmente predecible. La zona es área de alimentación de varias especies de gran importancia económica tales como la merluza, varias especies de peces australes, mictófidos y calamares, y de muchas especies de aves y mamíferos. Debido a la abundancia de recursos biológicos, el sector lindero a la Zona Económica Exclusiva registra una intensa actividad pesquera extranjera que se centra en la captura del calamar. El impacto de la pesca sobre la biodiversidad y las cadenas tróficas es en gran medida desconocido, por lo que urge obtener información fidedigna para promover el manejo sustentable de la pesca en esa región.