Primera reunión del año del Consejo de Administración del PROMAR en el marco de Pampa Azul

El encuentro tuvo como fin planificar el desarrollo para el mediano plazo de la Iniciativa y contó con la participación del Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus.

La reunión del Consejo de Administración de Pampa Azul tuvo lugar en el Polo Científico Tecnológico.

Con la presencia de representantes de los ministerios que integran la Iniciativa Pampa Azul, se llevó a cabo de manera presencial la primera reunión del año del Consejo de Administración del Programa Nacional de Investigación e Innovación Productiva en Espacios Marítimos Argentinos (PROMAR). La misma estuvo encabezada por el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus y el subsecretario de Coordinación Institucional del Ministerio de Ciencia, Pablo Nuñez, quien presentó un balance y estado de situación de los fondos ejecutados en 2021.

En su intervención, el Ministro Filmus agradeció el trabajo y los aportes realizados durante el año pasado, a la par que destacó “la importancia central que tiene para nuestro país una iniciativa como Pampa Azul, que articula los esfuerzos de 7 ministerios nacionales. Nos parece fundamental que, más allá de los distintos proyectos que se ejecuten desde este programa, podamos acompañar desde el Ministerio de Ciencia con líneas de financiamiento que permitan ejecutar obras de infraestructura y adquirir equipamiento”.

Filmus también celebró la creación del Centro Interinstitucional de Investigaciones Marinas (CIIMAR) y aseguró que la política de federalización de la ciencia y la tecnología que su cartera lleva adelante “también comprenderá a los proyectos de investigación que abarquen al Atlántico Sur”.

Por su parte, Pablo Nuñez expresó: Hoy pudimos compartir con los miembros del Consejo de Administración el éxito de la gestión respecto de la ejecución de los fondos de la Ley PROMAR, lo que nos permitió avanzar fuertemente en una iniciativa tan estratégica para el país como es Pampa Azul. Además, comenzamos a discutir una planificación de mediano y largo plazo para el desarrollo del mar argentino como parte constitutiva de nuestro territorio.

Durante la reunión se presentaron los temas priorizados por el Consejo Interministerial de la Iniciativa que comprenden –entre otros– la continuidad de programa de formación de estudiantes de grado; la continuidad de los Proyectos de Investigación y Desarrollo Tecnológico de Pampa Azul; la convocatoria de proyectos “Investigar nuestra Antártida”; y la puesta en marcha del Ecocentro Pampa Azul en la ciudad de Puerto Madryn.

Por último, entre las actividades previstas para 2022 y 2023 se encuentran la planificación de campañas a distintas áreas geográficas prioritarias; continuar con la integración de los Sistemas de Observación y Monitoreo de la Red de redes de Pampa Azul; el fortalecimiento de las capacidades humanas a través de distintas iniciativas y programas; y un futuro taller a desarrollarse en Chapadmalal.

Pampa Azul está integrada por los ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación; Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto; Ambiente y Desarrollo Sostenible; Agricultura, Ganadería, y Pesca; Turismo y Deportes; Defensa y Seguridad.

Acerca del Consejo de Administración del Programa Nacional de Investigación e Innovación Productiva en Espacios Marítimos Argentinos (PROMAR)
Fue creado por ley en 2015 con el fin de otorgar un marco legal y de coordinación a la Iniciativa Pampa Azul. Entre las funciones de este órgano administrativo se cuentan el crear y desarrollar planes de acción estratégica, diseñar los presupuestos anuales, integrar y articular los esfuerzos de investigación en función de los objetivos estratégicos establecidos, así como también monitorear el cumplimiento de las metas generales de la ley 27.167 y definir las áreas prioritarias en los espacios marítimos en donde se llevarán a cabo las actividades científicas vinculadas al programa.

Notas relacionadas

• Se creó el Observatorio Oceanográfico en el buque rompehielos ARA Almirante Irízar

 

El Ministerio de Ciencia aportará $1.000 millones para la puesta en marcha del Centro Interinstitucional de Investigaciones Marinas en Mar del Plata

El Ministro de Ciencia, Daniel Filmus, participó de la firma del convenio de creación de este centro de investigación y transferencia de conocimiento que estará ubicado en la zona del Faro de Punta Mogotes. Tendrá como objetivo relevar los efectos antrópicos sobre los ecosistemas costeros bonaerenses y sus variaciones ambientales, así como el impacto de la pesca artesanal costera, entre otros temas.

El CIIMAR contará con una superficie estimada (en dos plantas) de 5.600 metros cuadrados y capacidad para 300 personas.

El Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y la Presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi, viajaron a la ciudad bonaerense de Mar del Plata para la firma del convenio que efectiviza la creación del Centro Interinstitucional de Investigaciones Marinas (CIIMAR). El nuevo Centro recibirá una inversión aproximada de $1.000 millones por parte del Ministerio de Ciencia a través del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y funcionará en terrenos que dependen de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP), situados en Avenida de Los Trabajadores 5700, Punta Mogotes.

El CIIMAR contará con una superficie estimada (en dos plantas) de 5.600 metros cuadrados y capacidad para 300 personas, entre personal de investigación, becarios/as y técnicos/as. Su puesta en marcha obedece a la necesidad en la mejora de la infraestructura para la investigación sobre el mar y costas argentinas, en un ámbito de coordinación de esfuerzos y capacidades que exige la iniciativa de investigación en oceanografía Pampa Azul.

En la ocasión, el Ministro Daniel Filmus manifestó: “Estamos creando un centro de enorme importancia, en donde participan diversos actores de la investigación en Ciencias del Mar. Creemos que es imprescindible y necesario que Argentina tenga un desarrollo enorme respecto de la investigación marítima”. El titular de la cartera de Ciencia recordó que en 2020 “fue votada una ley que reconoce y amplía el territorio de la plataforma continental argentina más allá de las 200 millas. Argentina dispone ahora de 1.700.000 kilómetros cuadrados más, y eso exige que haya más investigación y mayor presencia nuestra en todos los temas que hacen al conocimiento y la protección de los bienes marinos”.

Cabe destacar que en el predio conviven el Espacio de la Memoria y la ex Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM). En relación ello, Filmus opinó: “Es importante que en un sitio simbólico y de gran envergadura como este podamos mirar hacia el futuro y montar un centro de investigación de más de 5.000 metros cuadrados con equipamiento de última generación, que servirá no solo para la ciudad de Mar del Plata y la provincia sino para todo el país”.

Durante la firma, Franchi expresó: “Es una gran alegría estar en este lugar, un lugar de muerte que se convierte en un lugar de vida donde la ciencia, la tecnología y la innovación están dedicadas a mejorar la vida de la gente. Y esto es hacer cosas como las que fuimos haciendo durante estos tiempos para enfrentar algo que nadie esperaba como fue la pandemia, es también trabajar en un tema que parece mentira que en un país como el nuestro exista, que es el hambre; es trabajar en mejorar nuestra producción con posibilidades de mejorar las exportaciones; son todas las cosas que hacen que nuestro pueblo en un futuro viva mejor. Entonces, poder trabajar mancomunadamente con todas instituciones hermanas como son las universidades públicas, la Provincia de Buenos Aires y el financiamiento del Ministerio de Ciencia es fundamental”.

Y agregó: “El mar es nuestra gran riqueza, ya la denominación de Pampa Azul así lo nombra. El CONICET está empeñado en avanzar en las investigaciones sobre el mar, el año pasado tuvimos 24 ingresos específicos referidos a Ciencias del Mar en institutos que miran al Atlántico. Estamos trabajando fuertemente en estos temas y por supuesto la posibilidad de tener institutos con buen equipamiento refuerza cualquier política hacia el mar, hacia el trabajo, hacia la gente”.

La delegación del MINCyT estuvo integrada por el Subsecretario de Coordinación Institucional, Pablo Nuñez, quien afirmó: “Lograr que distintas instituciones que trabajan temáticas similares estén bajo un mismo techo colaborando y planificando sus acciones es un gran logro. Esta es una inversión muy fuerte del Ministerio de Ciencia, con un componente interinstitucional y de impacto para que este centro se torne, junto con el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), en dos instituciones que permitan darle a la ciudad y a la región más equipamiento, para tener más presencia y equipamiento que permita seguir conociendo nuestro Mar Argentino”.

En el convenio intervinieron el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT); el CONICET; la UNMDP; el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires; el Ministerio de Ambiente de la Provincia; y la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) de la Provincia de Buenos Aires.

El objetivo general del CIIMAR es generar un avance en las investigaciones científicas marino-costeras, profundizando los conocimientos científicos existentes, articulando nuevas capacidades de investigación, de formación de recursos humanos, principalmente dirigiendo las investigaciones hacia las áreas de vacancia existentes, así como desempeñar un rol destacado en la transferencia de conocimientos científicos a las diferentes organizaciones que lo requieran como el sector productivo, administrativo, organizaciones no gubernamentales, como así también a la sociedad en general.

El Centro priorizará investigaciones relacionadas a los efectos sobre los ecosistemas costeros bonaerenses de disturbios antrópicos y variaciones ambientales, como la pesca artesanal costera y sus posibles desarrollos, y se desarrollarán sistemas experimentales de estudio de la ecofisiología y el desarrollo de organismos y respuestas acústicas. También se consolidará la red de observaciones ambientales de largo plazo bonaerense y se impulsará el desarrollo de la biotecnología marina. Por último, se contribuirá de modo prioritario a generar profesionales y técnicos/as capacitados/as en ciencias marinas que podrán actuar en otras instituciones del país.

Participaron también en el acto el responsable del proyecto, Daniel Antenucci, investigador independiente del CONICET en el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMYC, CONICET-UNMDP) y ex vicerrector de la UNMDP; el rector de la UNMDP, Alfredo Lazeretti; la Subsecretaria de Políticas Ambientales de la Nación, Tamara Basteiro; el Subsecretario de Ciencia de la Provincia, Federico Agüero; el Presidente del CIC, Alejandro Villar; y la Gerenta de Desarrollo Científico Tecnológico del CONICET, Liliana Sacco.

Cabe destacar que, por la mañana, Filmus y la comitiva de la cartera de Ciencia asistieron en la Base Naval de Mar del Plata de la ceremonia de cambio de comando de la Agrupación de Buques Hidrográficos realizada a bordo del buque Austral, propiedad del CONICET, y que se encuentra equipado para realizar tareas de prospección geológica.

Notas relacionadas

• Se creó el Observatorio Oceanográfico en el buque rompehielos ARA Almirante Irízar

Se creó el Observatorio Oceanográfico en el buque rompehielos ARA Almirante Irízar

Contará con 8 laboratorios equipados para investigaciones oceanográficas multidisciplinarias con el fin de evaluar el estado de conservación de los ecosistemas marinos antárticos y su biodiversidad. Se trata de un proyecto articulado entre los ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación, Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, y Defensa.

El Irízar actualmente se encuentra anclado en el Apostadero Naval Buenos Aires.

El Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; el Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; y el Ministro de Defensa, Jorge Taiana, encabezaron el acto de anuncio de la creación del Observatorio Oceanográfico en el buque rompehielos ARA Almirante Irízar. El navío de exploración antártica –que actualmente se encuentra anclado en el Apostadero Naval Buenos Aires– contará con 8 laboratorios equipados para la investigación científico-tecnológica en áreas costeras y oceánicas, y en aquellas cubiertas por el campo de hielo marino.

El observatorio estará destinado al desarrollo de investigaciones oceanográficas multidisciplinarias con el fin de evaluar el estado de conservación de los ecosistemas marinos antárticos, su biodiversidad y la distribución espaciotemporal de los organismos en función de los cambios asociados a procesos naturales de variabilidad climática, así como también a procesos vinculados al cambio climático y actividades humanas tales como pesquerías, turismo y contaminación.

El proyecto se inscribe dentro del Programa Nacional de Investigación e Innovación Productiva en Espacios Marítimos Argentinos (PROMAR) y contó para este año con una financiación de $50 millones otorgados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT). El PROMAR fue creado por ley en 2015 con el fin de otorgar un marco legal y de coordinación a la Iniciativa Pampa Azul.

Filmus aseguró que para la soberanía argentina es “realmente decisiva no sólo la presencia, sino la investigación científica en la Antártida. La posibilidad de que las muestras que se estén generando se puedan analizar en laboratorios dentro del mismo barco y en el mismo momento, es un orgullo para las argentinas y los argentinos”, destacó el ministro, en referencia al trabajo de una gran cantidad de científicas y científicos que van a vivir en la Antártida para investigar y trabajar allí.

A su turno, Cafiero afirmó: “Contar con estos laboratorios del Instituto Antártico Argentino nos va a permitir a quienes estamos al frente de la política exterior, tener instrumentos precisos, concretos y poder avanzar en una diplomacia también a partir de la ciencia y la tecnología, que cumplen un rol fundamental en el enclave del desarrollo productivo nacional”, y agregó: “El desafío que tenemos es que cuanto más aportemos desde el Estado, más vamos a estar contribuyendo a desarrollar nuestras capacidades, en especial las que tienen que ver con las exportaciones del talento argentino”.

Por su parte, Taiana señaló que el anuncio “constituye un avance científico muy importante y muestra que la colaboración y la sinergia entre las distintas áreas pueden generar grandes aportes para el conocimiento de la Antártida y que, además, son parte de una decisión política del Gobierno Nacional de impulsar fuertemente la actividad antártica”.

El ministro de Defensa manifestó también: “Estamos iniciando el montaje de estos laboratorios en el rompehielos Irízar, estamos recuperando la Base Petrel —una base muy importante ya que va a ser la entrada natural a la Antártida Argentina— y próximamente comenzaremos los trabajos de la construcción del Polo Logístico Antártico de Ushuaia. Nos encontramos desarrollando varias acciones donde tendremos más presencia en la Antártida y en toda la zona del Atlántico Sur y en las Islas. Tenemos que fortalecer más la Argentina bicontinental”.

La Coordinadora Ejecutiva de la Iniciativa Pampa Azul, Carolina Vera, afirmó: “El equipamiento del Irízar a través de la construcción de estos laboratorios forma parte de uno de los ejes de trabajo del Comité Interministerial de Pampa Azul, que espera promover y expandir las investigaciones en las Islas Subantárticas y en los océanos que llegan a las costas antárticas. La etapa 2021 se concreta con la conclusión de estos laboratorios, y esperamos para el 2022 poder avanzar en la organización de campañas de investigación”.

Adicionalmente, el Subsecretario de Coordinación Institucional del MINCyT, Pablo Nuñez aseguró: «La creación de estos 8 laboratorios es una demanda histórica para dotar al Irízar de capacidades de investigación, que nos permiten llevar adelante una política antártica y fortalecer la soberanía nacional».

Entre las actividades que el observatorio llevará a cabo se encuentran mediciones físicas y químicas continuas y en tiempo real de las masas de agua a distintas profundidades; el despliegue de equipamiento destinado a la colecta de muestras (biológicas, químicas y geológicas) en la columna de agua y en los sedimentos marinos; y el procesamiento in situ y/o la preservación de los materiales colectados y observaciones de aves y mamíferos marinos.

Estuvieron presentes además, la Secretaria de Investigación, Política Industrial y Producción para la Defensa, Daniela Castro; el Jefe de la Armada Argentina, Contralmirante D. Julio Horacio Guardia, la Presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi, y autoridades de los organismos intervinientes.

Notas relacionadas

• Grupos de trabajo de las áreas geográficas prioritarias: biodiversidad, productividad y soberanía

 

Se presentó Escuelas Azules, el programa educativo que conecta a estudiantes con el océano y la ciencia

La iniciativa del MINCyT en conjunto con el Ministerio de Educación busca vincular a los estudiantes con las Ciencias del Mar, con el fin de impulsar y acompañar el desarrollo de proyectos de impacto social en las comunidades. Este año se realizará una primera experiencia piloto con escuelas de todo el país.

De izuierda a derecha: Carolina Vera, Guadalupe Díaz Costanzo, Juan Sala, Pablo Gentili, Pablo Nuñez y Pilar Giribone.

Con la presencia de autoridades de los ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) y Educación, el Centro Cultural de la Ciencia (C3) e integrantes de la Iniciativa Pampa Azul, se llevó a cabo un encuentro virtual en donde se dieron a conocer las principales características y objetivos del programa educativo Escuelas Azules. Esta iniciativa –que durante 2021 se encuentra en etapa piloto– promueve proyectos escolares que buscan generar nuevas experiencias de aprendizaje sobre la conservación y utilización sostenible del océano, los mares y sus recursos, a partir de la vinculación con la comunidad científica especializada, un mayor acceso a la información y el trabajo en red para desarrollar experiencias locales y comunitarias. Así, las y los estudiantes tienen oportunidad de involucrarse con el mar y su entorno, y volcar esos conocimientos en sus comunidades.

La apertura del evento contó con las palabras de Carolina Vera, titular de la Unidad de Gabinete de Asesores (UGA) del MINCyT y coordinadora Ejecutiva de la Iniciativa Pampa Azul. Vera se refirió a los objetivos y ejes de la Iniciativa y explicó: “Es en el contexto del fortalecimiento de las capacidades del sistema científico-tecnológico en donde tenemos un eje muy importante en el aumento de capacidades humanas, no solo en el nivel universitario sino técnico, y también con las escuelas”. En ese sentido, la titular de la UGA aseguró: “Este es un ejemplo del trabajo que estamos haciendo con las nuevas generaciones, aumentando el conocimiento relacionado con el mar y por qué no generando vocaciones en nuevos investigadores e investigadoras. Esperamos con mucha ansia el desarrollo y la expansión de este programa a lo largo del país”.

“Esperamos con mucha ansia el desarrollo y la expansión de este programa a lo largo del país”, aseguró Carolina Vera.

Seguidamente fue el turno de Pablo Gentili, secretario de Cooperación Educativa y Acciones Prioritarias del Ministerio de Educación, quien expresó: “La soberanía en nuestro país se extiende mucho más del territorio que habitualmente reconocemos. La alfabetización oceánica forma parte de la alfabetización, no solo tradicional sino política. Apoyamos al programa Escuelas Azules y queremos que se multiplique en todas las provincias, para poner a la Argentina de pie con una educación que transforme la vida de la gente”.

Por su parte, Pablo Nuñez, subsecretario de Coordinación Institucional del Mincyt y coordinador del Programa Nacional de Investigación e Innovación Productiva en Espacios Marítimos Argentinos (PROMAR) afirmó: “Esta propuesta pone el foco en lograr que las escuelas tengan al mar como un horizonte, para conocerlo y profundizar en él. Ahí es donde tenemos que trabajar entre Pampa Azul, el programa PROMAR y las instituciones científicas y académicas y las escuelas. Esa es una manera muy importante de cerrar el ciclo y coordinar distintos niveles educativos de generación de conocimiento, que impacta en las dimensiones locales y productivas de nuestro territorio, incorporando siempre el concepto de soberanía y la presencia territorial en el Mar Argentino, las Malvinas y la Antártida”.

La segunda parte del evento contó con una presentación por parte de Guadalupe Díaz Costanzo, directora del Centro Cultural de la Ciencia (C3), quien se mostró satisfecha por dar inicio formal a este programa “que se propone repensar nuestra relación con el ambiente, pero también aportar a una transformación cultural. Nuestra agenda tiene una mirada muy centrada en el océano, en el ambiente y en cómo repensamos nuestra relación con este. Así nació Escuelas Azules, como una propuesta para que las escuelas secundarias de todo el país aborden las temáticas del mar y del océano integralmente, desde las distintas disciplinas. Díaz Costanzo señaló también que durante esta instancia piloto “empezaremos a trabajar con 20 instituciones, aunque nuestra expectativa es tener Escuelas Azules en todo el país”.

“Nuestra agenda tiene una mirada muy centrada en el océano, en el ambiente y en cómo repensamos nuestra relación con este. Así nació Escuelas Azules, como una propuesta para que las escuelas secundarias de todo el país aborden las temáticas del mar y del océano integralmente, desde las distintas disciplinas”, expresó Guadalupe Díaz Costanzo, directora del Centro Cultural de la Ciencia (C3).

A continuación, Pilar Giribone, directora Nacional de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación, se refirió a la participación de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO, (redPEA), en Escuelas Azules “en el que están participando nueve instituciones del nivel secundario. Esta es una muestra de las iniciativas innovadoras en materia educativa que desde nuestro Gobierno y la UNESCO promovemos y alentamos”. Asimismo, afirmó que esta participación “permite avanzar el desarrollo de una cultura oceánica para todos, comprendiendo la influencia de la humanidad en los océanos y de estos en la vida humana”.

Por último fue el turno de Juan Sala, coordinador del Consejo Asesor Científico del Mincyt para Pampa Azul, quien señaló: “Esto es un hito histórico para nuestro país, porque por primera vez en su historia el mar y todo lo que eso significa entra de lleno en las escuelas secundarias gracias al programa Escuelas Azules”. En ese sentido, Sala aseveró que el objetivo “es concatenar esas vocaciones que surjan con el sistema de becas que tiene Pampa Azul, y puedan ser parte de esa comunidad científica que necesitamos ampliar, permitiéndonos transformar la cultura marina”.

Acerca de Escuelas Azules
El programa es coordinado por el Centro Cultural de Ciencia (C3) en colaboración con la Iniciativa Pampa Azul y la comunidad científica, y cuenta con la participación del Ministerio de Educación, la Comisión Nacional Argentina de Cooperación con la UNESCO (CONAPLU), instituciones educativas y universidades nacionales. Escuelas Azules se enmarca en la Década de la Ciencias Oceánicas (2021-2030) para el Desarrollo Sostenible proclamada por las Naciones Unidas.

Este año está prevista la realización de una instancia piloto de la que ya se encuentran participando 20 escuelas secundarias de todo el país, que fueron convocadas a través del C3, el Ministerio de Educación, la CONAPLU e instituciones educativas y universidades nacionales. El océano como hábitat de especies diversas y fuente de alimento, su relación con el cambio climático, el Mar Argentino como última frontera y la contaminación por plásticos, son algunos de los temas de interés propuestos para desarrollar estos proyectos.

Contacto: escuelasazules@ccciencia.gob.ar

Notas relacionadas

• Pampa Azul trabaja para aumentar las capacidades humanas orientadas al mar