Con la constitución del Consejo Asesor Tecnológico quedó completa la nómina de especialistas que brindan apoyo en investigación desarrollo e innovación en Ciencias del Mar. 

Quedaron conformados los dos órganos asesores que contribuyen desde el Ministerio de Ciencia a llevar adelante los objetivos de Pampa Azul.

Con la designación de los y las especialistas que integran el Consejo Asesor Tecnológico (CAT) quedaron conformados los dos órganos asesores que contribuyen desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) a llevar adelante los objetivos de la Iniciativa Pampa Azul. En ambos casos, la selección respondió a tres criterios principales: uno relacionado con la experticia de los integrantes en función de la agenda de objetivos 2030 de Pampa Azul, que apuntan a promover la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación para preservar y gestionar efectivamente los bienes marinos y fortalecer la soberanía nacional sobre el mar. El segundo tiene que ver con la distribución geográfica federal y el último con el balance de género, dimensión que atraviesa todos los aspectos de la agenda de trabajo de la iniciativa.

El CAT asesora en el desarrollo de soluciones tecnológicas en temas estratégicos; la búsqueda de las mejores aplicaciones técnicas capaces de ser transferidas para fomentar la industria nacional relacionada al mar y su entorno costero; y la formación de recursos humanos técnicos necesarios para acompañar el desarrollo científico como estrategia de soberanía nacional. Ambos grupos de expertos y expertas atienden a las demandas que se plantean desde el Comité Interministerial.

Por su parte, el Consejo Asesor Científico (CAC) tiene como prioridades avanzar con la coordinación de actividades de I + D + i vigentes y la promoción de nuevas actividades para avanzar en los temas estratégicos de Pampa Azul; el fortalecimiento, integración y expansión de las agendas científicas de las Áreas Geográficas Prioritarias; los planes de campañas y sistemas de observación/monitoreo; y las políticas de datos para las Ciencias del Mar, entre otros temas. En este consejo se agregó el objetivo de integración del entorno marino costero con la dimensión humana. Allí se puso mayor énfasis en la selección de integrantes con experticia en las ciencias sociales y humanas.

En ese sentido, la coordinadora Ejecutiva de Pampa Azul y titular de la Unidad de Gabinete de Asesores del MINCyT, Carolina Vera, explicó que la novedad en lo referente a este proceso de conformación fue basarse “en un conjunto de nominaciones que recibimos de distintas instituciones que pertenecen al Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología (CICYT). En 2020 enviamos invitaciones para que nominen personas para tener un pool de nombres para el proceso de selección”.

El Consejo Asesor Científico (CAC) tiene como prioridades avanzar con la coordinación de actividades de I + D + i vigentes y la promoción de nuevas actividades para avanzar en los temas estratégicos de Pampa Azul; el fortalecimiento, integración y expansión de las agendas científicas de las Áreas Geográficas Prioritarias; los planes de campañas y sistemas de observación/monitoreo; y las políticas de datos para las Ciencias del Mar, entre otros temas.

Asimismo, Vera relató que el ministerio de Ciencia “también hizo su propia búsqueda y se hizo una selección teniendo en cuenta los criterios mencionados. Quienes fueron nominados no fueron necesariamente elegidos como representantes. Fue un proceso muy rico, porque las instituciones propusieron a investigadores e investigadoras que tal vez no teníamos en el radar”. Si bien algunos de las y los integrantes fueron propuestos por sus instituciones ello no significa que la representación sea institucional, lo que sí sucede con quienes integran el Comité Interministerial. “Esto quiere decir que en esta instancia no actúan como la voz de las instituciones sino que sus voces representan a la diversidad de visiones y especialidades que existe en la comunidad científica”, finalizó la coordinadora de Pampa Azul.

Al respecto, el subsecretario de Coordinación Institucional del MINCyT, Pablo Nuñez señaló: “Nuestro país necesita del conocimiento y capacidades de las y los científicos que trabajan en la amplia agenda relacionada con Pampa Azul, para lograr diseñar políticas y estrategias lo más sólidas, consistentes y basadas en la evidencia y en las capacidades científicas y tecnológicas de nuestro sistema”.

La selección de quienes integran los consejos respondió a tres criterios principales: uno relacionado con la experticia de los integrantes en función de la agenda de objetivos 2030 de Pampa Azul, la distribución geográfica federal y el balance de género.

El CAT es coordinado por Diana Bohn, decana de la Facultad Regional Chubut de la Universidad Tecnológica Nacional. En relación a la tarea que llevan adelante Bohn apuntó: “El CAT ha sido pensado como un espacio de asesoramiento compuesto por expertos de diferentes disciplinas de la ingeniería aplicada al mar”. En cuanto a la dinámica de trabajo, detalló: “Se han organizado en mesas de trabajo específicas que cuentan con una dinámica propia de reuniones virtuales, intercambio de información a través de un repositorio Drive, y reuniones ordinarias mensuales en las cuales se presentan temas provenientes del CAC o del Comité Interministerial”.

Quien coordina el CAC es el investigador del CONICET en el Instituto de Biología de Organismos Marinos (IBIOMAR- CENPAT), Juan Sala, quien define a la tarea que llevan adelante como “importantísima por varias cuestiones. Por un lado, se diagnostican, discuten, y planifican las actividades científicas de carácter estratégico para el país en cuestiones costero-marinas, aportando recomendaciones para las políticas públicas vinculadas a esto. Por otro lado, el CAC funciona como un espacio de interfaz entre ciencia y política para analizar los requerimientos que surgen por parte de los tomadores de decisión, potenciando y mejorando la capacidad soberana de generar políticas públicas basadas en ciencia”

El CAC funciona como un espacio de interfaz entre ciencia y política para analizar los requerimientos que surgen por parte de los tomadores de decisión, potenciando y mejorando la capacidad soberana de generar políticas públicas basadas en ciencia”, definió el investigador del CONICET en el Instituto de Biología de Organismos Marinos (IBIOMAR- CENPAT), Juan Sala, quien coordina este Consejo.

Además, aseguró que “por primera vez desde el 2014, Pampa Azul está abrazando de forma integral a todas las disciplinas y las voces que tienen mucho para aportar en materia de conocimiento costero-marino, yendo desde la sociología hasta la oceanografía física”.