El miércoles 12 de diciembre, en el marco de sus sesiones extraordinarias, el Congreso de la Nación Argentina aprobó un proyecto de ley que crea dos nuevas áreas marinas protegidas (AMPs): Yaganes, al sur de Tierra del Fuego y Namuncurá/Banco Burdwood II, en el Atlántico Sur. Juntas abarcan 98.000 km2 de océano protegido, triplicando la superficie del área de protección, alcanzando los 126.000 km² de este ambiente marino, que cuenta con una gran biodiversidad que lo caracteriza a nivel mundial.

 

Cartografía 3D de las áreas marinas protegidas que se localizan en las aguas australes argentinas cercanas a la Tierra del Fuego. Cortesía de: Valeria Falabella / WCS Argentina, Foro para la Conservación del Mar Patagónico..

 

 

La mayoría de las Áreas Marinas Protegidas argentinas son costeras y pequeñas, exceptuando la primera, y hasta ahora única, área protegida oceánica del país, “Namuncurá/Banco Burdwood”, creada en 2013. “Yaganes” y “Namuncurá/Banco Burdwood II” incorporarán más de 90 mil km2 de habitat puramente oceánico, lo que significa un progreso significativo que fortalecerá el Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas (previo a la sanción, solo el 2,6% del Mar Argentino se encontraba protegido, ahora ese porcentaje se elevó al 10%), que busca construir una red de áreas planificadas y gestionadas como un conjunto coherente, bajo la responsabilidad de la Administración de Parques Nacionales.

 

Los fundamentos de la iniciativa, detallan que la zona a conservar promueve economías locales más sustentables, valores culturales, fortalece relaciones internacionales y la adaptación al cambio climático.

 

Además de favorecer la investigación, la conservación de la biodiversidad y la protección de la estructura y función de los ecosistemas marinos australes, las nuevas áreas ayudarán a mantener ambientes saludables que también resultan en un beneficio de actividades extractivas, como la pesca. La protección de hábitats y especies favorecerá el desarrollo de actividades económicas relevantes para la costa patagónica argentina, como el turismo basado en fauna.

 

 

Yaganes

El pueblo yagán, originario de la Tierra del Fuego, se encuentra hoy representado por unos pocos descendientes que nos recuerdan la dependencia del ser humano de los ambientes del mar. Ese pueblo, más que ningún otro, comprendería la trascendencia de haber creado este parque marino. La riqueza en especies y recursos de la plataforma continental argentina se asocian a la corriente de Malvinas, cuyas aguas fluyen hacia el norte pasando por el mar de los Yaganes. La protección de estas aguas beneficiará a muchas especies del Mar Argentino, no sólo a las que dependen del área para su alimentación, especies que pueden observarse en la superficie, como pingüinos y lobos marinos, y otras que viven en el oscuro y frío fondo del mar, como las esponjas y los corales fríos.

 

Namuncurá/Banco Burdwood II

Duplicará hacia el sur la superficie del área marina protegida “Namuncurá/Banco Burdwood” y permitirá incorporar un amplio sector del talud que rodea al Banco, donde se ha identificado la mayor abundancia de especies vulnerables, formadoras de ecosistemas. Es un área única por la riqueza de sus fondos marinos. Allí habitan numerosas especies de  invertebrados, como esponjas y corales de aguas frías que forman coloridos “jardines” o “bosques” subacuáticos. El área también es relevante para el ciclo de vida de peces de interés pesquero, como la merluza negra, la merluza de cola y la polaca, entre otras.

 

 

 

Ley 27.490 – Áreas Marinas Protegidas

 

Artículo 1° – Créase el área marina protegida “Namuncurá – Banco Burdwood II”, constituida por las categorías de manejo de Reserva Nacional Marina Estricta y Reserva Nacional Marina, sobre el total de la plataforma continental y las aguas suprayacentes al lecho y subsuelo del espacio marítimo argentino cuyos límites se detallan en el Anexo I que forma parte integrante de la presente y el cual cuenta con una superficie total de treinta y dos mil trescientos treinta y seis con tres kilómetros cuadrados (32.336,3 km2).

 

Art. 2° – Créase el área marina protegida “Yaganes”, constituida por las categorías de manejo de Reserva Nacional Marina Estricta, Parque Nacional Marino y Reserva Nacional Marina, sobre el total de la plataforma continental y las aguas suprayacentes al lecho y subsuelo del espacio marítimo argentino cuyos límites se detallan en el Anexo II que forma parte integrante de la presente y el cual cuenta con una superficie total de sesenta y ocho mil ochocientos treinta y cuatro con treinta y un kilómetros cuadrados (68.834,31 km2).